Sumario

Resumen del tema.-

Cuando gobernaba Jorge III en Inglaterra, con un régimen absolutista, estalló el conflicto entre la Corona inglesa y sus colonias en América del Norte, cuyos habitantes estaban a disgusto con la sujeción política y económica de que eran objeto por parte del monarca. Este descontento dio lugar al movimiento de independencia.

Tres leyes provocaron que se desencadenaran manifestaciones de disgusto: la ley del azúcar; la ley del timbre de 1765; la Corona determinó que lo recaudado por este concepto se destinara a la manutención de las milicias inglesas; por último, la ley de acuartelamiento, por la que se obligó a los colonos a hospedar a los soldados que llegaban de Inglaterra. Ante la protesta de los colonos, el impuesto del timbre fue suprimido. Por otra parte, el Parlamento votó los derechos de aduana que debían pagar algunos artículos ingleses. Por su lado, los colonos manifestaron su protesta e inconformidad de comprar y consumir los productos ingleses.

En Filadelfia se realizaron congresos con representantes de casi todas las colonias. Entre los asistentes a estos congresos se encontraban George Washington, Samuel Adams, Benjamín Franklin y Thomas Jefferson. Allí redactaron y votaron la Declaración de Derechos (1774); por  ella se proponía no obedecer a la Corona, se buscaba que Inglaterra cambiase su política con respecto a sus colonias, sin manifestar aún el deseo de independizarse de la metrópoli.

El 4 de julio de 1776, al no poder conciliar los intereses de la metrópoli con los de las colonias, los delegados proclamaron la independencia de las colonias. La proclama provocó que continuaran las hostilidades. Las condiciones materiales de los revolucionarios eran de desventaja, ya que los ingleses contaban con un ejército mejor equipado y disciplinado. Con el apoyo económico y militar de Francia, George Washington y sus ejércitos lograron en 1781 la victoria definitiva en Yorktown. Finalmente, por la Paz de Versalles firmada en 1783, Inglaterra reconoció la independencia de las trece colonias. Después de cuatro años se promulgó la constitución.

En ésta, se estableció como forma de gobierno la república federal, con división de poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Las mismas leyes regían los trece estados en diferentes materias.

La independencia de las colonias inglesas tuvo repercusiones tanto en Europa como en América; la lucha por la libertad y por el respeto de los derechos naturales del hombre se había iniciado; el naciente país demostró que se podía impulsar la agricultura y la industria de manera eficiente y próspera sin las trabas impuestas por la metrópoli.

Desde principios del siglo XIX, Estados Unidos de América había logrado un gran desarrollo económico que lo convertiría, a mediados de la misma centuria, en una potencia imperialista.

Primero amplió su territorio y después extendió su influencia económica. En 1803 inició su expansión al comprar la Louisiana a Francia; en 1818 invadió Florida, que pertenecía a España; en 1843 anexó Texas; y en 1848, con una intervención armada en México, obligó a éste país a entregar el territorio de Nuevo México y Alta California, por una “cantidad” de dinero simbólica.

En 1823 los países absolutistas de Europa que habían conformado la Santa Alianza para luchar en contra de las ideas liberales, intentaron ayudar al rey de España, Fernando VII, para que recuperara sus antiguas colonias en América y así reconstruyera su imperio colonial. Por otra parte, Rusia, que poseía Alaska, deseaba extender su territorio hasta California.

Sin embargo, Estados Unidos no lo permitió. En 1823, el presidente estadunidense James Monroe declaró que no aceptaría la intervención o colonización del territorio americano por algún país europeo. Esta idea, mejor conocida como la Doctrina Monroe, constituyó una barrera para posteriores intervenciones europeas en América, y al mismo tiempo sentó las bases del futuro predominio de Estados Unidos sobre el continente americano.

Video-síntesis.-

Y Finalmente, el video que estaban esperando, hecho por su servidor; les presento “Frases Célebres: Padres de los Estados Unidos de América”.

Dicen que los historiadores deben tomar lo bueno y dejar lo malo, aprender del pasado para usarlo en el presente. Por lo tanto, mi video síntesis trata sobre el ideal norteamericano y su deseo por expandirse, ya fuera territorialmente o por el deseo de un mayor conocimiento del mundo; se superaron al vencer a las potencias imperiales en su propio juego. Norteamérica creció alejado de Europa, y aún así logro ser una potencia imperialista a mediados del siglo XIX, probando por lo tanto que no se necesitaba una metrópoli para sobrevivir. Si no fuera por sus padres creadores, y en lo que ellos creían, Estados Unidos sería ahora otro México. La grandeza en las palabras de estos grandes hombres, todavía se puede ver hoy en día en los norteamericanos, siempre queriendo alcanzar el ideal de ser un hombre libre.

El video está compuesto por una serie de fotos y frases sobre la libertad, la vida y el gobierno; todas ellas atribuidas a los “padres” y creadores de los Estados Unidos de América

Espero que disfruten el video, ya que se produjo con mi corazón, y se lo dedico a mi público.

Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: